Show simple item record

dc.contributor.authorUNESCO
dc.date.accessioned2016-02-17T14:18:02Z
dc.date.available2016-02-17T14:18:02Z
dc.date.issued2016-01
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/123456789/3818
dc.descriptionInforme de Seguimiento de la Educación en el Mundoes_ES
dc.description.abstractLa cantidad que un país destina a materiales didácticos es un buen indicador de su compromiso de ofrecer una educación de calidad para todos. Existen varios tipos de materiales pedagógicos y didácticos, pero este documento se centrará en los libros de texto, que son el tipo de material más utilizado. Los libros de texto resultan especialmente pertinentes para mejorar los resultados del aprendizaje en los países de ingresos bajos, en los que hay muchos alumnos en las aulas, un gran porcentaje de los docentes no están cualificados y el tiempo de instrucción es escaso. Además de contar con buenos docentes, la mejor manera de mejorar la enseñanza y el aprendizaje es disponer de libros de texto bien elaborados y en cantidad suficiente. Sin embargo, tal como se pone de manifiesto en el presente documento, en muchos países los alumnos de todos los niveles carecen de libros o bien se ven obligados a compartirlos en gran medida con sus compañeros. Esta carencia puede hacer que los niños tengan que dedicar buena parte de su horario escolar a copiar contenidos de la pizarra, lo que reduce en exceso el tiempo disponible para el aprendizaje participativo.es_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.publisherUNESCOes_ES
dc.relation.ispartofseriesDocumentos de Política;23
dc.subjectLibro de textoes_ES
dc.subjectMaterial didácticoes_ES
dc.subjectAcceso a la educaciónes_ES
dc.subjectDiscriminación educacionales_ES
dc.subjectPaíses en desarrolloes_ES
dc.titleCada niño debería tener un libro de textoes_ES
dc.typeTechnical Reportes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record